jueves, 18 de febrero de 2016

Lo que hacemos en las sombras, 2014


Sinopsis (humor negro, terror):
Un equipo de televisión realiza un documental sobre cuatro vampiros que viven camuflados entre la gente normal. Estos vampiros muestran a las cámaras su forma de vida, sus problemas, inquietudes e ilusiones. Su difícil relación con los mortales y sus pequeños problemas domésticos.

Crítica: 
Rodada al estilo de los docudramas basura de los canales de pago de cadenas televisivas productoras de saldos, como MTV; muestra con un gran humor y un mayor sarcasmo la hipotética vida de cuatro vampiros  que comparten casa. Aunque pueda parecer una producción barata, llegan  a sorprender los medios de efectos especiales y el guión divertido e ingenioso.
Los actores, fabulosos, bordan sus papeles y la originalidad de algunas situaciones es también sorprendente. En algunos momentos, incluso podría ser inquietante dentro de toda esa comedia.
De vez en cuando, hay destellos de genialidad que avisan al espectador de que la dirección de la película no es una broma, que actores y directores tienen la suficiente habilidad y formación para hacer una película seria y de buen presupuesto si así quisieran.
Un gustazo de película divertida y sorpresiva.
La originalidad y el ingenio al poder.
Bravo.

Director: Jemaine Clement y Taika Waititi.
Actores: Jemaine Clement, Taika Waititi y Jonathan Brugh.

Nacionalidad: Nueva Zelanda.


domingo, 14 de junio de 2015

Tomorrowland: El mundo del mañana, 2015


Sinopsis (ciencia ficción):
Un hombre ante una cámara habla de una hecatombe, de lo que le va a ocurrir el mundo tras una cuenta atrás, una voz de niña le dice que cuente mejor como era antes el mundo.
La sociedad humana está al borde de una hecatombe y una niña recibe un pin (una insignia) mágico que la transporta a un lugar futuro lleno de maravillas, se marcha de casa para buscar la forma de llegar a ese mundo y se encuentra con otra niña que la protege  y la ayuda buscar a un genio inventor para que la conduzca a ese lugar maravilloso.

Crítica: 
Hay películas que vas a ver porque no hay otra cosa que hacer, no hay otra oferta. Y a quien le gusta el cine, debe ir al cine, independientemente del resultado.
Yo me resistía a ir a verla. Sabiendo que es de Disney no puede aportar nada interesante a alguien con un mínimo de formación cultural. Disney debería dedicarse solo a los dibujos animados y caricaturas, querer hacer cine con interés social, cultural o mínimamente intelectual no es lo suyo.
Demasiada tradición fascista arrastra esa productora.
Es infantil y ridícula la actuación de Clooney, es infantil y ridícula la actuación de Britt que demuestra que tiene unos buenos pechos, disimulados entre mucha ropa fea para que no sea obvio y nada más. Es infantil y ridícula la actuación de Hugh Laurie. Todo es ridículo y apesta a mensaje mesiánico falangista o estalinista, cada cual lo puede adjudicar a sus miserias políticas favoritas, dependiendo si es de derechas o izquierdas, pero en ambos espectros, la película es un fracaso y su guión un melodrama tan solo coherente con la vulgaridad, lo simplón e intrascendente y la más trasnochada candidez de los años 50 del siglo pasado.
El director se limita a rodar las escenas centrado exclusivamente en la ciudad futurista, todas las demás escenas acaban siendo soporíferas al cabo de dos o tres segundos. Conseguir que un buen actor como Clooney quede como un artista novato de serie de televisión latinoamericana, requiere esmerarse en ser muy pésimo.
No dejé de poder mirar el reloj a partir de los primeros diez minutos para poder vomitar toda esa glucosa ordinaria en la calle y fumar un poco de cáncer que le diera trascendencia a tanta estulticia facilona.

Director: Brad Bird.
Actores: Britt Robertson, George Clooney, Hugh Laurie.

Nacionalidad: estadounidense (coproducida con España).


domingo, 4 de enero de 2015

Corazones de hierro, 2014.


Sinopsis (bélica):
Un tanque americano y su tripulación realizan diversas misiones en Alemania. Entre batallas y misiones, se desvelan los miedos y la locura de la guerra que no se acaba nunca, en una claustrofóbica vida dentro de un tanque.

Crítica: 
La película no soporta la comparación inevitable, con Salvar al soldado Ryan (1998), de Spielberg; que es la obra maestra de las películas bélicas de la 2ª Guerra Mundial.
Ni siquiera el tiempo ha podido vencer los efectos especiales del desembarco en Normandía de Spielberg.
Corazones de hierro es una discreta película, con dos o tres escenas de largos diálogos que de pretenciosas, resultan aburridas. Una interrupción importante en la trama.
Los efectos especiales, muy sencillos apenas dramáticos.
La acción, cuando la hay es buena, y el tema es original.
Contra una dirección bastante mediocre, los actores salvan la película.
Brad Pitt, siempre bueno, siempre eficaz; pero quien se lleva la palma es Shia LaBeouf que aporta una impresionante madurez y un papel  especialmente dramático. Es un diez total, en cuanto  a su caracterización y su actuación, increíblemente sobria y profunda, se disfruta su trabajo.
No pasará a la historia del cine, pero no hace daño verla.

Director: David Ayer.
Actores: Brad Pitt, Logan Lerman, Shia LaBeouf, Jon Bernthal, Michael Peña.

Nacionalidad: estadounidense.


lunes, 10 de noviembre de 2014

Interstellar, 2014.



Sinopsis (ciencia ficción):
La Tierra muere, ya no crece alimento y la NASA gracias a la ayuda de seres extraterrestres, prepara una expedición para encontrar el planeta idóneo para poblarlo y salvar así a la humanidad de la extinción.

Crítica:
Interstellar es  ciencia ficción en el estado más puro, donde se juega con los agujeros negros, los agujeros de gusano y la relatividad del tiempo con maestría, originalidad y un impacto visual impresionante. Películas como ésta, se crean cada cinco años si hay suerte.
Y he tenido suerte y he disfrutado como hacía mucho tiempo que no lo hacía en el cine, a un nivel emotivo y visual.
Porque ante todo, Interstellar es el drama de los viajes a larga distancia, el dolor de saber que el tiempo acaba con los que quedan en Tierra y con la cordura misma.
Es sensacional la carga dramática que hay incrustada en cada fotograma. Combinando el espacio, las naves espaciales y los seres humanos que quedan allá abajo.
Sensacional es como se desentrañan para los creadores los misterios del cosmos y como desarrollan los miedos y las esperanzas ante una situación como la que narra la película.
Es una obra maestra de la ciencia ficción y el drama del suspenso y la emoción.
La banda sonora es impresionante, como el sonido y la fotografía.
No hay desperdicio alguno en el metraje de casi tres horas.
Qué suerte he tenido.

Director: Christopher Nolan.
Actores: Matthew McConaughey, Anne Hathaway, Jessica Chastain, Bill Irwin, John Lithgow, Casey Affleck.

Nacionalidad: estadounidense.


jueves, 6 de marzo de 2014

Donnie Darko, 2001


Sinopsis (terror, fantasía):
Donnie Darko es un adolescente perturbado que requiere medicación. Se despierta en un campo de golf  y  eso le salva de morir aplastado por la turbina de un avión que cae sobre su habitación.
Unos números de cuenta atrás han aparecido en su brazo. Y no sabe qué es lo que espera al final de esa cuenta.
Su vida se hace extraña y un conejo gigante y terrorífico lo lleva a alucinar y cometer extraños actos. Se empieza a preocupar por los viajes en el tiempo y sus visitas con una psiquiatra son cada vez más complicadas.

Crítica:
Es una película sumamente  compleja, donde Gyllenhaal se luce como un fabuloso actor. Ambientada perfectamente, tanto visual como musicalmente en los 80 del siglo pasado, es una sucesión de impactantes y profundas imágenes. Diálogos absurdos con una asombrosa coherencia y un hilo de pesimismo y tristeza que nos lleva a divagar sobre todas las críticas feroces que se hacen contra la incultura, la intolerancia, la educación y el fascismo (Reagan, el presidente,  es denostado cadenciosamente y deliciosamente a lo largo de la película)
Es una película de las que se llaman de culto, porque tiene tantas aristas y tantos temas que se convierte en un ensayo de una época y de la enfermedad mental.
La banda sonora es potente y atinada como en pocas películas y la escena final  con  la canción de Gary Jules, es antológica y asienta toda la tristeza, de lo que en realidad es Donnie Darko: un Jesucristo dispuesto a redimir con su muerte los pecados de todos los idiotas y de las malas personas.
Excelente, solo para gente con inquietudes intelectuales, como ocurre con todo buen  cine.

Director: Richard Kelly.

Actores: Jake Gyllenhaal, Maggie Gyllenhaal, Patrick Swayze, Jena Malone, Mary McDonnell, Drew Barrymore.

Nacionalidad: estadounidense.